Trasplante de cejas

El trasplante de cejas es una que técnica permite repoblar parcial o totalmente las cejas, de manera permanente y con un resultado natural y rejuvenecedor.

Las cejas juegan un papel fundamental en el dibujo de las facciones de nuestro rostro y por tanto forman parte de nuestra personalidad. Una persona sin cejas o con escasa densidad ofrece un aspecto que puede ser mejorado mediante una reconstrucción de cejas.

Las personas más aptas para someterse a un implante de cejas o pestañas son aquellas que por alguna razón han perdido parcial o totalmente el pelo en estas zonas, sin importar edad y sexo, ya que tanto hombres como mujeres se someten a este tratamiento.
La necesidad de un trasplante de cejas o pestañas puede surgir por diferentes motivos: una excesiva depilación, un comportamiento nervioso por el cual se arranque de forma compulsiva el pelo de la zona, cicatrices, estrés, menopausia, depilación con pinzas durante varios años o la dermatitis seborreica, entre otras.

Se realiza gracias a la técnica FUE o microinjerto capilar, gracias a esta técnica se implanta vello de la zona de la nuca en las cejas folículo a folículo.

Para la realización de esta intervención se utiliza anestesia local, y en un mismo día o sesión daríamos por finalizada la misma. La ventaja de un implante de cejas es que al ser una zona muy localizada la intervención es mucho más corta que en los trasplantes de pelo en otras zonas.