Cirugía de las anomalías disgnáticas

Su objetivo es conseguir una oclusión armoniosa de la mordida y del rostro por recolocación del hueso mandibular. Una vez analizadas  exhaustivamente la dentadura, la alineación de los dientes y el perfil de la cara además de realizar un análisis funcional de las articulaciones maxilares, asesoramos individualmente a nuestros pacientes. Este tipo de cirugía constituye sólo una parte de un complejo plan de tratamiento que abarca medidas de índole odontológica, de ortopedia mandibular y quirúrgicas. En Marigan Clinic aunamos todas las disciplinas para conseguir resultados satisfactorios con esta cirugía. De este modo, se optimizan todos los pasos del tratamiento que se consensuan de forma ideal.

Las intervenciones más habituales en cirugía de las anomalías disgnáticas son:

Desplazamiento del maxilar inferior

Esta intervención se realiza con anestesia total. Se accede por la cavidad bucal de modo que no puedan producirse cicatrices poco estéticas. Mediante la escisión sagital (según Obwegeser y Dalport), puede desprenderse la parte del maxilar inferior que soporta la dentadura de la parte dependiente de articulación fijándola en posición correcta mediante mini-implantes de titanio. De este modo, es posible desplazar el maxilar inferior en tridimensionalmente.  Por razones estéticas, puede realizarse también en combinación con una mentoplastia o recolocación de mentón. El ingreso hospitalario será de uno a tres días.

Desplazamiento del maxilar superior

Esta intervención se realiza igualmente con anestesia total. Se accede por la cavidad bucal de modo que no puedan producirse cicatrices poco estéticas. Mediante Osteotomía Le Fort I, se desprende el maxilar superior del cráneo fijándolo posteriormente en la posición deseada con mini placas de titanio. De este modo, se corrigen malas posiciones del maxilar superior. En casos especiales, se practicará escisión adicional del maxilar superior ( two or three piece) a fin de corregir maxilares excesivamente anchos o estrechos según necesidades individuales. El ingreso hospitalario suele ser de uno a tres días.

Osteotomía bimaxilar para corregir la asimetría facial

Se trata de una intervención en la que en una única sesión.se practica desplazamiento del maxilar superior e inferior con o sin desplazamiento de mentón o fragmentación del maxilar superior. Previamente a esta importante correctiva, se evalúa y simula exactamente la intervención en modelos e imágenes de rayos x a fin de que los pacientes tengan una idea exacta de lo que cabe esperar.

Las fases de esta intervención comprenden:

  • Tratamiento de ortopedia mandibular previo – Decompensación.
  • Operación – Osteotomía correctiva
  • Ajuste por ortopedia mandibular
  • Estabilización de resultados – Retenimiento